Mastercard es 666

El proyecto, dentro de la empresa, se llamaba “mastercarización”. Llevó meses de discusiones internas, pero ayer Argencard S.A. decidió comunicarlo oficialmente: dejará de emitir tarjetas con ese nombre, y todos los plásticos de la compañía serán de ahora en más Mastercard. Para los clientes habría más servicios, dicen los ejecutivos, pero también les subirán los aranceles.
Tal como adelantó Clarín, la mastercarización se venía discutiendo prácticamente desde que el Exxel Group se hizo cargo de Argencard. Ayer comunicaron que todas las tarjetas Argencard que venzan a partir del 1° de julio serán renovadas como Mastercard. Aún no han definido cuál será el futuro de las tarjetas Líder, también emitidas por Argencard S.A..
Argencard fue la líder histórica del mercado local, pero en los últimos años perdió posiciones respecto a Visa y hasta de Mastercard. Hoy, de los 4.174.000 plásticos emitidos por Argencard S.A., Sólo el 35% son de marca Argencard.

Economía, diario “Clarín”, jueves 22 de mayo de 1997.
________________________________________________________________________________________________________

El “666” y el poder monetario internacional


Inmersos en la sexta iglesia y en el sexto sello, la edad del “6” preside nuestra vida. Una edad, en efecto, final. Según el mito de la creación bíblica, la obra de Dios descansa en el sexto día (...séptimo -para lo judíos, el sábado-, en el sexto creó al hombre -¡Ay de nosotros!- N. del R.). Y en el otro extremo del misterio, no es una casualidad que las apariciones marianas -muy finalistas, como ha quedado dicho-, insisten en el papel del Sábado, el sexto día de la semana cristiana. ¿Acaso la Virgen no aparece por el Occidente -la Tierra que hoy domina- y no viene del Sol del poniente -el último sol del atardecer-? En estos estados, cuando el frío y las tinieblas amenazan su extensión, en las antípodas del sol naciente, las fuerzas del Anticristo se encuentra liberadas. La noche será su reino. En la célebre tentación del monte, el demonio ofrece a Cristo el dominio del mundo a cambio de una simple adoración. Es sabida cuál es la actitud de Jesucristo, pero ¿cuál ha sido el comportamiento de los hombres en esto? Dos son los elementos por los que, sin darse cuenta (recordemos que las facetas de la actuación del Anticristo son la astucia, la apariencia, el engaño), nuestra actual civilización planetaria muerde el veneno de su paralización espiritual. Mediante el economicismo del dinero y la transparencia, la Humanidad ha caído en una nueva red de esclavitudes. Se dice que el poder monetario internacional ha confirmado el papel del dinero como nuevo ídolo de adoración, por el que el ser humano de hoy no ve nada más que por un ojo (...o a lo mejor está ciego -N. del R.), por cuya servidumbre sacrifica toda su existencia. Pero ello no es en sí demasiado importante si no tuviéramos que añadirle un factor nuevo, por el que el dinero pasa a ser sintético, a ser sustituido por una tarjeta de plástico informatizada que permite transaccionar en base a un fondo de crédito (...de “usura” -N. del R.), y que además constituye la llave de nuestra desnudez completa. Este sistema permitirá poner el mundo a nuestros pies, a los pies de la colectividad, pero también -como en al pacto de Fausto con Mefistófeles- los hombres terminan encadenando sus almas y sus vidas. Las tarjetas se convierten en las llaves de la trasparencia, por la que el hombre, al perder su intimidad y su secreto, se declara “ciudad abierta”, una ciudad no ya vulnerable, sino completamente entregada, indefensa, a merced del paseo de toda suerte de enemigos. La cuestión de este comentario tiene que ver con el Apocalipsis porque, como se ha podido demostrar, la cifra “666”, el número de la Bestia apocalíptica de que habla Juan, aparece con una frecuencia insospechada, alarmante, en este mundo.
“Y aquí se requiere sabiduría. El que tiene entendimiento que calcule el número de la Bestia, pues es número de hombre. Y su número es 666”, o “Los valores numéricos de las letras de su nombre suman 666” (Apocalipsis 13/18). M. Stewart Relfe ha comenzado anotar el elenco de instituciones, aparatos, tarjetas, etc., que han comenzado a usar, directa o indirectamente, o comienzan a revestirse con este numero.

continúa...

c3.jpg (11491bytes) La cifra “666”, el número de la Bestia Apocalíptica
de la que habló Juan,
aparece con una
frecuencia alarmante
en nuestro Mundo.
La tradición cristiana dice
que el final del mundo, con
la segunda venida de
Cristo, llegará a nosotros
cuando haya sido
predicado el Evangelio al
último de los hombres de la
Tierra.
c5.jpg (19567 bytes)

c4.jpg (30026 bytes)

NEXT.gif