Amor ágape :) La cholera de Dios ;)

La diferencia fundamental entre la Iglesia Católica y las iglesias evangélicas o protestantes (reflexión)

Habiéndose encarnado el Verbo de Dios y hecho hombre en el Hijo del Hombre, Jesús (el cual dejó su divinidad –Hijo de Dios- para compartir la carne humana y salvarnos), deberían los católicos considerar a cualquier ser humano, a pesar de su raza, ideología, convicción religiosa, etc., y a pesar  que le caiga bien o mal, como hermano/a. Que se entienda, el hecho que lo/a considere hermano/a no significa que esté de acuerdo con lo que practica; como por ejemplo puede estarlo o no, con su hermano biológico/a. Que esto esté bien o esté mal lo dejo al discernimiento espiritual de cada cual tenga el Espíritu Santo.

San Francisco y los gorrionesEn Francisco de Asís (llamado el 24 de febrero de 1208 personalmente por Jesucristo -Francisco, vete y repara mi iglesia, que se está cayendo en ruinas- a restaurar Su Iglesia, dividida desde el 16 de julio de 1054 en apostólica ortodoxa y apostólico romana – Cisma de Oriente y Occidente - “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,  para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.” – Juan 17:20-21), este Amor ágape lega al extremo de considerar, no solamente a las personas, los animales y los vegetales, como hermanos/as en la Creación de Dios, sino también a los seres inanimados…

Hermano Sol, Hermana Luna

Para los evangélicos –u otros protestantes- es hermano únicamente aquél/la que ha recibido a Jesucristo como Señor y Salvador (y hasta solamente aquél que pertenezca a la misma denominación), y consideran a los demás como criaturas de Dios; al igual que los animales.

Pero aún más: compartiendo el Cuerpo y la Sangre de Cristo –reales y no simbólicos- en la Cena del Señor (Eucaristía), el católico debería considerar al hermano en la fe como parte de su propio cuerpo; siendo el/la mismo/a parte del Cuerpo Místico de Cristo (…pero afuera del templo ni se saludan, dijo un sacerdote en el sermón del Día de Corpus Christi).

Mas todas las otras diferencias (la Virgen María, las imágenes de los santos, diferencias doctrinales, caer bajo el poder del Espíritu Santo, ritos religiosos, estilos de alabanza, etc., etc.) son pretextos que usa el diablo, porque son insignificantes frente a esta/s primera/s diferencia/s; los utiliza con el fin de desmembrar el Cuerpo de Cristo, ya que no lo puede destruir.

Un mandamiento nuevo les doy: 'que se amen los unos a los otros;' que como Yo los he amado, así también se amen los unos a los otros. En esto conocerán todos que son Mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.” (Jesucristo, según Juan 13:34-35)

¡Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo!

Posdata: “Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.” (1ª Corintios 15:28) Sagrado Corazón de Jesús