Vaticano está podrido
El Vaticano contra Dios
Mitra.jpg
(y contra María)

Tomando como motivo el título del libro escrito por altos prelados fieles a Jesús (el subtítulo lo agregué yo en relación a la falsa revelación del tercer secreto de Fátima) denuncio la corrupción - de ciencia ficción, pero real- moral (lujuria) y material (codicia y usura) que se practican en el Vaticano, en Roma.
     Esta labor fue auspiciada por el Papa Juan Pablo II con las siguientes palabras: “Deseo lo mejor para ustedes y para su proyecto, pues ya imagino cuán difícil será la empresa” y prohibido sucesivamente por el Vaticano, que procesó el Monseñor Marinelli (Satanás me habló -a través de una hermana- diciéndome que no se puede escribir toda la verdad, ¡pero no le creí!). Dejo la palabra al primer vicario de Cristo: “Ha llegado el momento de que empiece el juicio a partir de la Casa de Dios, que empieza por nosotros (1a. Pedro 4:17).
   Ahí va la arenga de la fiscalía: Hay testimonios que declaran que allí -en el Vaticano- se celebran hasta misas negras como orgías, que las prostitutas romanas entran en la “Santa” Sede disfrazadas de monjas (como me atestiguó un romano en 1981), y que a los novicios sacerdotes les es necesario ser homosexuales y acostarse con los jerarcas para hacer carrera; mas en algunos casos estas conductas son denunciadas solamente con el fin de cortar la carrera a otros. A un arzobispo africano exorcista -Monseñor Milingo-, que había liberado del demonio a una monja (ésta última tenía el vicio de la droga, fornicaba y también había abortado un bebé) imponiéndole las manos y orando en el nombre de Jesús, los cardenales corruptos le acusaron de ser un curandero y un brujo.
   Un paréntesis: La Iglesia Católica somos todos, no solamente la jerarquía, y ésto no quiere ser un escrito en contra del catolicismo; pero, a los hermanos y hermanas católicas que hablan en contra de los evangélicos (y viceversa), le voy a poner aquí -por entero- las palabras del Maestro Jesús, para que recapaciten: “Maestro -intervino Juan-, vimos a un hombre que expulsaba demonios en tu nombre; pero como no anda con nosotros, tentamos de impedírselo. No se lo impidan -les replicó Jesús-, porque el que no está contra ustedes está a favor de ustedes (Lucas 9:49-50 - NVI).
   Sin embargo, a menudo, la frialdad de la vida de algunos prelados no los lleva a caer en determinados pecados materiales, la violencia o ciertas relaciones prohibidas; su vida se acomoda y se satisface mejor con la sed de poder, la ambición, el orgullo, el egoísmo y la avaricia. Luego, y por otro lado, antes del comienzo de la II Guerra Mundial, Bernardino Nogara (administrador de finanzas del Vaticano) empezó el Vaticano a manejar con empresas lucrativas en distintos campos de la economía italiana; particularmente en: energía eléctrica, comunicaciones telefónicas, crédito y banca, compañías de ferrocarril pequeñas, y en la producción de instrumentos agrícolas, cemento y fibras textiles (...y la Caridad hacia los más necesitados, ¿qué?).
   Sucesivamente el barón Francesco Maria Odasso, uno de los legos más leales del Vaticano fue puesto al mando -por Nogara- de una coalición de varias compañías textiles (¿será para abaratar el costo de las togas cardenalicias?), Hasta que el Vaticano logró controlar la SNIA-Viscosa e introducirse en varias industrias textiles de otra forma (controlando indirectamente el sector de la moda italiana ...con razón Versace era “maricón”!); Como describe Nino Lo Bello en su libro “El imperio del Vaticano”. Y esto actualmente continúa, manejado por el “Opus Dei” ...la “Orga de dio$” - porque no es más una “obra de Dios”- como desenmascaran -entre reglones- Pablo Rosendo González y Hernán Brienza en la investigación exclusiva “OPUS: La conexión argentina”, en la revista “3 PUNTOS” del 6 de abril del 2000. Y si, por lo menos, fuera una”obra católica” no dejaría -aquí en Argentina- desmoronarse las iglesias, como leemos en el libro de Víctor Sueiro “Líbranos de mal”: “En la iglesia de san Miguel Arcángel, a unos cincos metros de altura debieron extender una red -que cubre desde el altar mayor hasta la mitad de la nave central- para proteger los fieles. Los pedazos de mampostería se desprenden de las paredes y el techo, y caen sobre esta red que es lo único que impide la tragedia. Al templo de Nuestra Señora de la Merced se cae el revoque y se oxidan todos los herrajes; al de San Pedro Telmo se le está pudriendo todo lo que es de madera y se descascara la pintura; al de San Ignacio se le tapan los desagües cloacales y tiene muchas filtraciones de agua en el techo; a Nuestra Señora de Belén se le caen a pedazos el revoque y se quemó la vieja instalación eléctrica; a la Montserrat se le han roto casi todas las mayólicas y también tiene filtraciones que arruinan las pinturas artísticas, al de...” etc. etc. ¿Qué tal, “supernumerarios” de la Opus?
Pero el Vaticano mide con otra vara -elástica-: El 17 de mayo de 1992 beatifica Escriva de Belaguer (fallecido en 1975 ...y que se da vuelta en la tumba al ver su creación en manos del poder masónico),con un acelerado proceso que no tiene antecedentes y por el simple hecho de haber fundado la Opus Dei en 1928; mientras que solamente en el 2002 se prevé lograr santificar a Padre Pío, creador de la obra de asistencia al enfermo no pudiente “Casa de Alivio del Sufrimiento”, que murió en 1968, luego de una vida en la cual se reflejó la imagen fidedigna de Cristo -hasta en las estigmas en manos y pies, y la transfixión en el costado- en este pasado siglo. Fue el único sacerdote estigmatizado por 50 años seguidos.
Belaguer.jpg
(Una pregunta: Hermanos evangélicos y cristianos bíblicos, ¿ha habido pastores o ancianos estigmatizados?). ¿Y qué diría hoy el apóstol Pedro al lisiado pidiendo limosna en la puerta del templo “La Hermosa”?: “Tengo oro y plata pero no te los doy porque son propiedades del Vaticano y del Banco Ambrosiano. Tampoco te puedo decir ¡levántate y anda! porque el Espíritu Santo se ha apartado de mí” (Hechos de los apóstoles  3:1-10 ...qué triste no?!).
    En 1978 fue elegido Papa, Juan Pablo I (Albino Luciani) que por intentar acabar con los mercaderes del templo fue sentenciado a muerte por el “sanedrín”: a los 20 días del nuevo mandato los cardenales corruptos (...por la masonería -ama y señora del Vaticano- y por Satanás que es el gran arquitecto del universo masónico) encargan el sepelio a la empresa funeraria romana convencionada con el Vaticano (que se quedó asombrada, como relatan los hechos publicados en los diarios italianos de aquel tiempo) y a los 33 días de papado acaban con él; evitando una posible autopsia con la falsa declaración de los médicos, que atestiguan que sufría del corazón (sí ...amaba a Cristo y por eso sufría! -porque solía conmocionarse con facilidad hasta llorar, agregan como indicio patológico- y sepultándolo lo más rápido que fue posible, porque su cadáver se estaba poniendo de un color verde-azul, como en los casos de envenenamiento.