Son todas rameras
 
EL SELLO DE DIOS
 
    Algunas sectas cristianas -Mormones, Testigos de Jehová y Adventistas del 7° día (al respecto... Hechos de los apóstoles 2:46 nos relata que los apóstoles partían el pan en familia todos los días, pero Hechos de los apóstoles 20:7+12 nos prueba que se reunían en comunidad el domingo, celebrando así la resurrección de Jesucristo en este día; que adoptaron como día de reposo, o "shabbat")- acusan a la Iglesia Católica Apostólica Romana de ser la Gran Ramera -Babilonia- que tiene asiento al borde de muchas aguas (Apocalipsis 17:1); siendo estas "muchas aguas", pueblos y naciones, y lenguas (como nos revela Apocalipsis 17:15). Sería así porque en Apocalipsis 17:3 el Señor nos revela que la "mujer" está sentada sobre una bestia bermeja (el Imperio Romano resurgido en Europa) con siete cabezas; luego Apocalipsis 17:9 nos revela como estas "cabezas" son siete montes, sobre las cuales esta "mujer" (ramera) tiene su asiento, y también son siete reyes. Sumando a esto que Apocalipsis 18:21 nos revela que "Babilonia" (la Gran Ramera) es una ciudad grande. Pues bien, existe en el mundo entero solamente una gran ciudad que tiene asiento sobre siete montes y que tuvo siete legendarios reyes fundadores, y es ROMA; esto lo declaran abiertamente aún los jesuitas en la Santa Biblia. Entonces, si la mujer -de Apocalipsis 12:1- vestida de sol, con una corona de doce estrellas en la cabeza y con la luna debajo de sus pies, representa alegóricamente a la Iglesia de Jesucristo (...y también es nuestra pura y casta Reina, Madre del Rey de Reyes -Salmo 45|44|: 9 ó 10), la otra mujer, la Gran Ramera (o Romana Prostituta), no puede representar otra cosa que una falsa religión creada por los hombres; que escucharon al enemigo de Dios.
    El hecho escalofriante es que Apocalipsis 17:5 define a la "Gran Ramera" como la madre de las "rameras" y de las abominables idolatrías de la tierra, o sea de todas las demás religiones que se proclaman cristianas, pero que no lo son porque están comprometidas con el sistema de este mundo, y porque salieron de ella. Lo curioso es que Adventistas, Mormones y Testigos de Jehová se están auto-delatando, porque proceden de la misma Madre Iglesia, ya que poseen una Biblia Católica Apostólica Romana reducida (...antiguamente jamás existió otra Biblia); que sigue el canon Católico Apostólico Romano en el elegir los 73 libros que la componen. Los protestantes, en los tiempos de la Reforma, redujeron el número de los libros a 66, declarando apócrifos 7 libros del Antiguo Testamento, pero no incluyeron ninguno de los libros que el Vaticano -la Gran Ramera- declaró apócrifos; pues (algunos) delataban su hipocresía. Por ejemplo el "Evangelio de Santiago" -o Jacobo-, hermanastro mayor de Jesús, y la "Historia de José el carpintero" adonde se lee que él era viudo y padre de seis hijos antes de casarse con María. Además el Vaticano se contradijo porque declaró apócrifo el apocalíptico "Libro de Henóc" pero incluyó en el Nuevo Testamento la "Carta de Judas" -hijo de Jacobo, dicho Tadeo- que en 5:14 cita antedicho libro del Antiguo Testamento. También declaró apócrifo al "Apocalipsis de Esdras", cuando este libro fue utilizado por San Cipriano, San Hipólito y San Ambrosio en sus discursos y en sus escritos. Las otras "rameras" siguen en el error.
    Los apóstoles Pedro y Pablo fundaron la Iglesia Católica Apostólica (en Roma), mientras que el emperador romano Constantino I° "el Grande" fundó la Iglesia Católica Apostólica Romana (y luego la Iglesia Ortodoxa de Oriente); trigo y cizaña crecieron juntos en la viña de Señor. En práctica podemos ver como se generaron de ella todas las otras sectas "cristianas" que se han separado -las unas de las otras- por motivos de dinero (y sexo): Los ortodoxos, siguiendo al emperador Constantino en Turquía, se separaron par que el diezmo no se fuera a Roma; Martín Lutero que era monje agustín  (y que querría casarse) protestó por la venta de las indulgencias (perdón de los pecados por dinero) y los príncipes alemanes lo apoyaron porque no querrían más que el diezmo se fuera a Roma; la Iglesia Anglicana se formó porque el rey Enrique VIII quería una esposa nueva cada tanto y porque los ingleses estaban cansados de que el diezmo se fuera a Roma (de donde nunca volvía en obras caritativas para ningún lado); y el negocio así fue adelante... Quedándose luego todas estas iglesias con el diezmo de Dios para ellas, y sin repartirlo entre los hijos de Dios hambrientos. Además desvirtuaron al Sacramento de Matrimonio y/o distorsionando la Palabra del Señor al respecto (en Inglaterra hasta se habla de casamiento entre homosexuales), porque "fornicaron" -y siguen fornicando- con los poderosos. Por ello Dios las llama a todas, RAMERAS. Y todas estas "rameras" intentan robarse los "clientes" la una a la otra; ¿vieron como van de puerta en puerta (o por TV) intentando convencernos de que solamente ellos son la iglesia verdadera?
    Hoy muchos (escuchando aún a alguien que proclama el versículo 18:4 del libro de Apocalipsis) se salen de las iglesias cristianas para irse al mundo ateo; siguiendo otras filosofías y/o religiones orientales u occidentales, como: socialismo, budismo, nueva era, etc. haciendo así la voluntad del coludo. Quien haga eso cae en la apostasía, su alma se pierde, y se irá al castigo eterno.
¡ Sólo Cristo salva !
¿Entonces que debemos hacer? Antes que nada veamos lo que dictó -en 1840- el Señor Jesucristo al profeta Jakob Lorber -conocido en los países de habla alemana como el escribano de Dios-: "Desde la iglesia exterior no vendrá jamás por cierto el Reino de Dios que es la verdadera y propia vida del espíritu, vida interior, pero esta iglesia exterior es, por mi providencia y cuidado, una protección para la iglesia interior, que cada cual puede fácilmente encontrar sólo que lo quiera verdaderamente. Y entonces no importa en cual iglesia exterior se encuentre, es suficiente que ella anuncie de alguna forma mi nombre y mi palabra." (...la Biblia; más claro échale agua bendita, agrego yo).
    Su Reino no es de este mundo corrupto, pero se encuentra en este planeta. Su Iglesia tampoco es de este mundo, pero también se encuentra en este planeta; mas es inútil ir buscando de iglesia en iglesia aquella verdadera (...más bien es preciso que seamos nosotros verdaderos, auténticos, dejando de lado toda hipocresía). No existe una iglesia perfecta, y si hubiera alguna, dejaría de serlo en el momento que entraríamos en ella.
    Si estamos en casa de la Gran Ramera, o en casa de una hija suya, lo esencial es no fornicar con ella (siguiendo los ejemplos de Madre Teresa de Calcuta y Padre Pío de Pietrelcina -San Pío-). No dejamos de congregarnos (nos exhorta el apóstol Pablo en Hebreos 10:25): donde dos o tres están reunidos en su nombre, Jesús se hace presente; quebrantémonos en adoración verdadera pidiendo al Padre, en nombre de Jesucristo, el don el Espíritu Santo. Así nos recomienda la Reina de la Paz en Medyugorie: "Muchas personas oran de manera equivocada, piden cosas, pero son pocos los que piden el don del Espíritu Santo. Pidan antes que nada el don del Espíritu Santo, quien posee ese don lo tiene todo. Oren al Espíritu Santo para que descienda en las familias" (...Y -siempre la Virgen- nos prometió en 1987 en San Marino) "El Espíritu Santo -¡Sí!- bajará como un fuego, pero de modo diferente del primer Pentecostés. Será un fuego que quema y limpia, transforma y santifica, que renueva la Tierra desde sus mismos fundamentos, que abre los corazones a una realidad de vida y lleva a las almas a la plenitud de santidad que es más perfecta que ninguna de la que habéis conocido hasta ahora. Y el Espíritu Santo será glorificado a conducirnos a un Amor más grande al Padre y al Hijo. En esto será Él glorificado."
    Esto está aconteciendo ahora en la Argentina, luego en Sudamérica y en todo aquél que quiera recibir a este mensaje, siendo así sellado con el Sello de Dios, una invisible lengua de fuego espiritual en la frente que garantiza Salvación y Vida Eterna.
 
R.C.C.: Este mensaje no procede de mí, sino que es alimento espiritual, y también es "colirio" para que vuestros ojos vean espiritualmente, como Dios prometió a Su Iglesia en Apocalipsis 3:18. Pues es inútil tapar las cosas con "mentiras piadosas", es necesario decir la Verdad. Además, tenemos que cuidar las palabras que decimos; estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. El Señor con Su palabra hizo la Creación, y nosotros somos copartícipes de la creación, y la modificamos con nuestras palabras y nuestros actos. Tiene poder, lo que pensamos y decimos. Estamos todos pensando y hablando mal, por eso pasa lo que pasa. Estamos utilizando mal el poder de la palabra, debemos pensar y proclamar lo positivo. Si nosotros nos apoyamos en la Fe y nos unimos a Cristo en creer las promesas bíblicas proféticas podemos lograr el cambio, para bien. Si nosotros decimos la Verdad le damos entrada a Jesucristo, tenemos Luz y todo tiene solución, y el plan de Dios se cumple (si no, entonces trabajamos por el enemigo).  Una hermana católica una vez me dijo: "La gente no lo quiere este sacerdote, es una porquería, él no quiere a los pobres y los echa de la iglesia cuando viene a pedir." ¡No hay que hablar así! Los de esta parroquia vamos todos a orar para que el Espíritu Santo descienda sobre el padre Sánchez y -si es así- lo cambie (...o lo cambie por otro), y para que abra un comedor (...no un merendero) para los chicos de la calle, que le reclama Dios por mi medio (...el Señor le recomienda leer Ezequiel 34:1-10 y Malaquías 2:1-8). Y para que ustedes que leen dejen de robarle a Dios el diezmo, el 10% de vuestros haberes, que deben entregar para que haya alimentos en la casa del Señor.
    Yo soy mariano (porque en nuestra Madre María está el ejemplo de santidad, pureza, y porque Ella nos ama y nos guía hacia Jesús) mas concurro con la R.C.C., que significa Renovación Católica Carismática (...esperamos que esta joven "hija de la gran cuca" no haga la "cuca", sino que -gracias a Dios- se convierta en santa, siendo renovada por los dones -carismas- del Espíritu Santo); y no significa Reaccionarios Católicos Chupacirios ...y chupamedias del Estado del Vaticano. Digo eso por aquellos que andan por ahí, chupando cirios, besando las estatuas y chupando las medias del jerarca de turno: si Dios quisiera eso, hubiera hecho la cera dulce como la miel, el yeso dulce como el azúcar impalpable y las medias de hilos de azúcar, ¡pero no!, el Señor pide que se le alabe y se le adore solamente a Él, en espíritu y verdad... en las Misas de Alabanza y en la Adoración al Santísimo Sacramento, por ejemplo. Haciendo así, podrán saborear cuan dulce es su Amor. ¡Amén!
...un hermano en Cristo
 
Posdata: Me he enterado que se es están difundiendo algunas mentiras infamantes sobre mi persona (¡Gloria a Dios por eso! ...leer Mateo 5:11-12) y no me sorprende, pues eso es típico de la Gran Ramera cuando se ve descubierta por los santos del Señor que predican a la palabra de Cristo (...por ejemplo en el pasado acusaron de fornicario a San Pío de Pietrelcina, y mandaron al barbero -reo confieso- que contagiara con un corte de navaja y pus de sífilis a Don Luigi Orione, etc...etc...). ¡Mas las mentiras tienen las patas cortas, y estas verdades que Dios proclama por mi medio son aquellas que triunfarán!
¡ PAZ !